DEVOCIONAL - Enero 2019

Aceite fresco

  "Has derramado sobre mí aceite nuevo."
Salmo 92:10   

   
 En  el día de Año Nuevo, usted no necesita tanto un auto nuevo, una casa  nueva o un nuevo matrimonio. Sin embargo, si necesita aceite nuevo de  Dios.
Demasiado  a menudo empezamos a estar insatisfechos con nuestra posición en la  vida: nuestros amigos, nuestro hogar, nuestra familia, nuestra iglesia  local. Quizás lo que se necesita no es un cambio en el entorno, sino un  cambio en su corazón que lo lleve a un nuevo encuentro con Cristo.

Cuando Dios te lleva a un nuevo encuentro con Él, sin importar en que circunstancia estés, todo cambia.
Todos  necesitamos continuamente aceite fresco, es decir, una nueva limpieza  de la sangre de Cristo, un nuevo encuentro actualizado con la presencia  manifiesta de Cristo y una nueva llenura del Espíritu Santo.

¿Que  estas esperando? Recibe aceite nuevo ahora para enfrentar el desafío y  las oportunidades que te esperan este Año Nuevo. Cuando recibas aceite  nuevo, Dios te revelará tus nuevas asignaciones. Lo más probable es que  tu nueva tarea esté en el mismo lugar donde estas.


Padre  Dios, soy un candidato para un nuevo encuentro con Cristo. Vierte  aceite fresco sobre mí para que me unjas para las tareas que me has dado  hoy, en el Nombre de Jesús.


 

AÑO EN FUEGO

© Fred A. Hartley, III

Todos los derechos reservados.
 

image252